27 de noviembre de 2012

CENTRO DE ORIENTACIÓN FAMILIAR DIOCESANO


Los objetivos del COF se agrupan en dos áreas: la prevención y la formación, y  la atención integral y asistencial.
Área de atención integral y asistencial.
El objetivo del COF en esta área es asesorar, intervenir o acompañar a una persona o una familia concreta que acude al COF buscando apoyo, ayuda u orientación. El objetivo del COF es responder a esta solicitud con una atención profesional fundamentada en una antropología personalista, y con una perspectiva interdisciplinar que busca integrar todas las dimensiones de la persona.
Área de prevención y formación.


El objetivo del COF en esta área es contribuir a la felicidad de las personas a través de la formación, buscando prevenir la aparición de dificultades en las relaciones interpersonales que desean vivir y ofreciendo cauces, criterios y orientaciones que maximicen las posibilidades de que su proyecto familiar y personal tenga éxito.
El amor no es cosa que se aprenda, ¡y sin embargo no hay nada que sea más necesario enseñar!” (Juan Pablo II)

26 de noviembre de 2012

CENTRO DE ORIENTACION FAMILIAR

El CENTRO DE ORIENTACIÓN FAMILIAR DIOCESANO (COF) es un servicio especializado en la  atención integral a los problemas familiares en todas sus dimensiones, desde una visión global e integradora de la persona, el matrimonio y la familia, entendidos como un todo interrelacionado y en constante proceso de crecimiento. 
El COF “está llamado a desarrollar una actividad de prevención, orientación, asesoramiento y tratamiento interdisciplinar, y de formación permanente a la vida conyugal y familiar” (Tonini, 2005; p. 74)

Para ello el COF ofrece diferentes iniciativas y servicios que podemos agrupar en:
ORIENTACIÓN FAMILIAR
EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL
AYUDA A LA VIDA


FORMACIÓN 

14 de noviembre de 2012

Encontros prematrimoniais 2013


DATAS ENCONTROS 2013

Lugo cidade
San Pedro (Tfno. 982 24 16 98)
4,5,6,11,12 e13 de marzo - Ás 20:30h.
Bo Pastor (Tfnos. 982 25 20 29 / 610 50 36 96)
16 de marzo – de 11:00 a 14:00h.
23 de marzo – de 11:00 a 14:00 e de 16 a 19:00h.
S. Antonio (Tfno. 982 21 58 14)
22, 23, 24, 25 e 26 de abril - Ás 20:30h.
A Milagrosa (Tfno. 982 21 42 65)
20, 21, 22, 23 e 24 de maio - Ás 20:30h.
Santiago “A Nova” (Tfno. 982 22 77 05)
27 de abril – de 11:00 a 14:00h.
4 de maio – de 11:00 a 14:00 e de 16 a 19:00h.

Monforte
Parroquia S. Antonio (Tfno. 676 72 35 96)
3, 4, 5, 6, e 7 de xuño - Ás 20:30h.
Chantada
Parroquia Sta. Marina (Tfno. 982 44 10 49)
6, 7, 8, 9, e 10 de maio - Ás 20:30h.
Sarria
Parroquia Nª Sª do Rosario (Tfno. 620 87 60 33/686 59 56 90)
8, 9, 10, 11 e 12 de abril - Ás 21:00h.
Melide
Parroquia S. Pedro (Tfno. 981 50 51 20)
6 de abril – de 11:00 a 14:00h.
13 de abril – de 11:00 a 14:00 e de 16 a 19:00h.
Lalín
Parroquia Ntra. Sra. de los Dolores (Tfno. 986 78 04 37)
·        11 ó 15 de marzo - Ás 20:30h.
·        6 ó 10 de maio - Ás 20:30h.
Fonsagrada
Parroquia Sta. María de Fonsagrada (Tfno. 982 34 00 96/629 17 99 04)
4 de maio – de 11:00 a 14:00h.
11de maio – de 11:00 a 14:00 e de 16 a 19:00h.
Meira
Parroquia Sta. María de Meira (Tfno. 658 37 03 18)
13 de abril – de 11:00 a 14:00h.
20 de abril – de 11:00 a 14:00 e de 16 a 19:00h.

12 de noviembre de 2012

Nota de la CEE sobre el matrimonio y el fallo del Tribunal Constitucional


Nota sobre el matrimonio y el fallo del Tribunal Constitucional

El Tribunal Constitucional ha avanzado anteayer el sentido de una sentencia, que publicará próximamente, en la que resuelve que la actual legislación española sobre el matrimonio es conforme a la Constitución. Ante la trascendencia de este fallo, recordamos brevemente la doctrina católica, sin perjuicio de que, cuando sea conocida la sentencia, sean necesarias más precisiones.
1. La legislación actualmente vigente en España ha redefinido la figura jurídica del matrimonio de tal modo, que éste ha dejado de ser la unión de un hombre y de una mujer y se ha transformado legalmente en la unión de dos ciudadanos cualesquiera, para los que ahora se reserva en exclusiva el nombre de  "cónyuges" o de "consortes". De esta manera se establece una insólita definición legal del matrimonio con exclusión de toda referencia a la diferencia entre el varón y la mujer. Los españoles han perdido así el derecho de ser reconocidos expresamente por la ley como "esposo" o "esposa" y han de inscribirse en el Registro Civil como "cónyuge A" o "cónyuge B".
2. Por tanto, no podemos dejar de afirmar, con dolor, que las leyes vigentes en España no reconocen ni protegen al matrimonio en su especificidad. Por ello, convencidos de las consecuencias negativas que se derivan para el bien común, alzamos nuestra voz en pro del verdadero matrimonio y de su reconocimiento jurídico. Todos, desde el lugar que ocupamos en la sociedad, hemos de defender y promover el matrimonio y su adecuado tratamiento por las leyes. Es el momento de leer de nuevo la reciente Instrucción Pastoral de la Asamblea Plenaria de nuestra Conferencia Episcopal titulada La verdad del amor humano. Orientaciones sobre la verdad del amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiaraprobada el pasado 26 de abril y publicada el 4 de julio.
3. No es de nuestra competencia hacer juicios sobre la pertinencia jurídica de las sentencias de los tribunales. Es, en cambio, nuestra obligación ayudar al discernimiento acerca de la justicia y de la moralidad de las leyes. En este sentido, debemos reiterar que la actual legislación española sobre el matrimonio - con independencia de que sea o no conforme a la Constitución - es gravemente injusta, puesto que no reconoce ni protege la realidad del matrimonio en su especificidad. Es, pues, urgente la modificación de la ley con el fin de que sean reconocidos y protegidos los derechos de todos en lo que toca al matrimonio y a la familia. Pensamos, en particular, en el derecho de quienes contraen matrimonio a ser reconocidos expresamente como esposo y esposa; en el derecho de los niños y de los jóvenes a ser educados como esposos y esposas del futuro; y en el derecho de los niños a disfrutar de un padre y de una madre, en virtud de cuyo amor fiel y fecundo son llamados a la vida y acogidos en una familia estable. Ninguno de estos derechos es actualmente reconocido ni protegido por la ley.
Que María Santísima cuide de las familias e interceda por los gobernantes, sobre quienes pesa el deber y a quienes compete el servicio de ordenar con justicia la vida social.
Madrid, 8 de noviembre de 2012